Pruebas de alergias

Test de alergia a los perros Próximamente

Test de alergia a los perros

Precio habitual €29,00

Test de alergia a los frutos secos Próximamente

Test de alergia a los frutos secos

Precio habitual €24,00

Test de alergia al látex Próximamente

Test de alergia al látex

Precio habitual €24,00

Test de alergia a los cereales Próximamente

Test de alergia a los cereales

Precio habitual €24,00

Test de alergia a la leche y al huevo Próximamente

Test de alergia a la leche y al huevo

Precio habitual €24,00

Test de alergia al polvo Próximamente

Test de alergia al polvo

Precio habitual €39,00

Test de la enfermedad celíaca Próximamente

Test de la enfermedad celíaca

Precio habitual €39,00

Test de alergia a los gatos Próximamente

Test de alergia a los gatos

Precio habitual €29,00

Test de alergia al pelo de animales Próximamente

Test de alergia al pelo de animales

Precio habitual €39,00

Alergias

Las alergias se consideran enfermedades de la civilización moderna. Ocurren principalmente en los países industrializados occidentales. Allí, el número de enfermedades alérgicas ha aumentado abruptamente desde mediados del siglo XX. En Europa, alrededor de 60 millones de personas se ven afectadas por una alergia; solo en Alemania la cifra es probablemente de 20 a 30 millones.

Antes de la prueba de alergia: Cómo funcionan las alergias

Para entender las pruebas de alergia, vale la pena recordar lo que sucede cuando se tiene una alergia: el sistema inmunitario reacciona con sus mecanismos de defensa frente a los alérgenos, es decir, sustancias que, por lo demás, son completamente inofensivas. Por regla general, estos alérgenos son proteínas que pueden encontrarse, por ejemplo, en alimentos, polen, pelo de animales y heces de ácaros del polvo.

Cuando se produce una alergia, el cuerpo desarrolla una sensibilización hacia los alérgenos. Se producen ciertos anticuerpos IgE, de los cuales, grandes cantidades se adhieren a los mastocitos del sistema inmunitario. Una vez que los alérgenos son reintroducidos en el cuerpo, se unen a los anticuerpos IgE que luego hacen que el mastocito libere la histamina mensajera. La histamina causa inflamación en el cuerpo y, por lo tanto, también molestias como estornudos, secreción nasal, picor en los ojos, cambios en la piel, mareos y molestias gastrointestinales.

¿Qué tipo de pruebas de alergia existen?

Existen varias formas de realizar pruebas para detectar alergias. Un procedimiento común que realizan los médicos es la prueba de punción. En esta prueba, se rascan varios alérgenos ligeramente debajo de la piel. Si en pocos segundos comienzan a formarse unas pocas ronchas en uno de los puntos de punción, esto indica una sensibilización al alérgeno.

La sensibilización también se puede detectar en la sangre. Los laboratorios pueden analizar la concentración de anticuerpos IgE específicos en una muestra de sangre. Los anticuerpos detectados en una prueba de alergia de este tipo pueden asignarse a los alérgenos y, de la misma manera, a determinados alimentos o tipos de pelo animal.

Importante: La sensibilización no se considera una alergia por sí sola. Algunas veces, una prueba de alergia puede revelar muchos anticuerpos IgE en la sangre, pero sin producir una reacción alérgica. Los médicos hablan de una alergia solo cuando también se presentan síntomas. Para estar realmente seguro, se puede realizar una prueba de provocación. Para hacer esto, un médico te administra dosis crecientes de un alérgeno por la boca o nariz y te vigila para detectar síntomas. Una prueba de este tipo puede provocar un choque alérgico y, por lo tanto, ¡solo debería realizarse bajo supervisión médica!

¿Cómo puedo hacerme la prueba de alergias por mi cuenta?

Puedes realizar una prueba de alergia en la comodidad de tu casa, por ejemplo, utilizando las pruebas caseras de cerascreen®. Las pruebas están dirigidas a varios tipos de alergias, incluyendo alergias alimentarias, alergias a las mascotas, al polvo doméstico y al látex.

Para la prueba de alergia, toma una pequeña muestra de sangre de tu dedo y envíala a un laboratorio especializado. A continuación, el laboratorio especializado mide la concentración de anticuerpos IgE específicos en la sangre. Entonces, se te enviará por correo un informe de resultados que te indicará si estás sensibilizado a los alérgenos examinados y en qué medida lo estás. El informe de resultados también proporciona recomendaciones, por ejemplo, sobre cómo reducir la carga de polvo doméstico en tu dormitorio o qué hacer si sospechas de una alergia alimentaria.