Fatiga

Test de melatonina Próximamente

Test de melatonina

Precio habitual €49,00

Test de serotonina Próximamente

Test de serotonina

Precio habitual €49,00

Test de cortisol Próximamente

Test de cortisol

Precio habitual €69,00

Fatiga

La fatiga es algo completamente normal. Nuestro cuerpo nos hace sentir cansados cuando quiere que nos vayamos a dormir. Durante el sueño, el cuerpo se regenera, el cerebro procesa la información y se crean nuevas conexiones. Los científicos no han entendido todo lo que sucede en el cerebro durante el sueño, pero una cosa es clara: el sueño es increíblemente importante para mantener la salud física y mental. Esto también significa que la sensación de cansancio es inevitable.

Pero el cansancio y la fatiga pueden desbordarse. Si nos sentimos cansados durante el día o dormimos mal por la noche constantemente, suele significar que algo anda mal en el cuerpo.

Cansancio constante: causas

La hormona del sueño, la melatonina, es la sustancia que nos hace sentir cansados. Durante el día, cuando la luz cae sobre nuestros ojos, los receptores en los ojos le dicen al cerebro que no debe producir melatonina. Cuando la luz comienza a oscurecerse, el cerebro comienza a producir melatonina y entonces empezamos a estar somnolientos. Pero el ritmo diario de los niveles de melatonina se desequilibra porque, por ejemplo, estamos cada vez más rodeados de luz durante la noche. Una cuestión problemática es particularmente la luz azul que imita la luz diurna, que es la que suelen emitir las pantallas de los teléfonos inteligentes. Como resultado nuestros cerebros no pueden saber cuándo se está haciendo de noche, y los ciclos diarios se desplazan cada vez más hacia atrás. ¿La consecuencia? Nos cuesta conciliar el sueño, el despertador nos arranca del sueño profundo y empezamos el día completamente cansados.

La hormona de la «felicidad», la serotonina, también determina si nos sentimos despiertos o cansados. Si surge una deficiencia de serotonina, esto puede causar fatiga constante. La situación es similar con la hormona del estrés, el cortisol. Si el nivel de cortisol es demasiado bajo, una característica común del síndrome de agotamiento, o si hay una reducción de la función renal, se puede producir fatiga y cansancio excesivos.

Una deficiencia de minerales también puede causar fatiga constante. Minerales como el magnesio, el zinc y el selenio energizan nuestros cuerpos, y especialmente nuestros músculos. Si los consumimos en cantidades muy pequeñas, un resultado es sentirnos cansados y perezosos.

Cansancio constante: ¿qué hacer?

Si estás constantemente cansado, lo mejor es que primero entiendas la causa. Las pruebas caseras de cerascreen®, por ejemplo, ofrecen consejos importantes al respecto. Se pueden medir los niveles de las hormonas melatonina, serotonina y cortisol usando varias pruebas, así como los niveles de los minerales zinc, magnesio y selenio. Dependiendo de la prueba, tomarás una pequeña cantidad de sangre o de saliva como muestra para analizarla. En el informe de resultados, sabrás si tienes una deficiencia o cómo se presenta el curso de los niveles hormonales a lo largo del día.

También recibirás recomendaciones en el informe de resultados sobre lo que podrías hacer: por ejemplo, pasar más tiempo al aire fresco durante el día y dejar tu smartphone a un lado temprano por la noche para corregir tus niveles de melatonina y los ritmos diarios. Y tratar de relajarte para que puedas normalizar tus niveles de cortisol. Habiendo una deficiencia de minerales, puedes cambiar tu dieta o contrarrestarlo con suplementos dietéticos.