Esperamos que disfrute de este artículo

Para conocer más sobre los síntomas que experimenta, pulse aquí

Alergia al gato y al perro


Las alergias al pelo de los animales son más comunes que nunca. Por lo tanto, algunas personas deben prescindir de sus amigos peludos, pero otras pueden mantener una mascota sin graves molestias con el asesoramiento adecuado.

Las mascotas están presentes en el 52% de los hogares italianos, hay 7,5 millones de gatos y 7 millones de perros. Pero para muchas personas, los animales y su pelo significan sobre todo: estornudos, tos, ojos rojos, picores. Las alergias al pelo de los animales son muy comunes, especialmente en perros y gatos. Esta es una de las razones por las que los "perros para alergias" están de moda, ya que pierden menos pelo y, por tanto, pueden provocar menos alergias. Sin embargo, los científicos aún no están seguros de si estas razas de perros suponen realmente una ventaja para los alérgicos [1].

Descubra en este artículo cómo se desarrollan las alergias a los perros y a los gatos, qué síntomas desencadenan y cómo puede vivir con un perro y un gato a pesar de la alergia al pelo de los animales.

¿Qué es la alergia al pelo de perro y de gato?

Las alergias al pelo de los animales funcionan como otras alergias: el sistema inmunitario reacciona ante sustancias que en realidad son inofensivas. En sentido estricto, no es el propio pelo el que desencadena estas reacciones, sino ciertas proteínas, los alérgenos, que se encuentran en la caspa, la saliva, la orina o las heces de los animales.

Esta alergia puede darse en perros, gatos, roedores, caballos y aves [2].

¿Sabía que muchas personas son alérgicas a más de un tipo de animal? Este fenómeno se denomina alergia cruzada: por ejemplo, una alergia al pelo de perro a veces también provoca reacciones en los hámsters dorados [3,4].

¿Qué ocurre con la alergia al pelo de perro y de gato?

Cuando los alérgenos golpean el cuerpo, las células de defensa alertan al sistema inmunitario. Como contramedida, libera anticuerpos IgE en el torrente sanguíneo. La sustancia mensajera histamina se libera y pone en marcha los procesos inflamatorios. Como resultado, se producen diversos síntomas.

Alergia a los gatos

En los gatos, los alérgenos se encuentran en la saliva, el líquido lagrimal y la glándula anal. Los gatos peinan todo su pelaje con la lengua y así distribuyen las sustancias alergénicas por todo su cuerpo. Además, los alérgenos de los gatos son especialmente persistentes. Pueden flotar en el aire durante mucho tiempo y se adhieren a la ropa con más fuerza que el pelo de perro. Pueden permanecer en una habitación durante meses [2], [4].

¿Sabía que tiene el doble de posibilidades de desarrollar una alergia a los gatos que a los perros?

Alergia a los perros

Los alérgenos de los perros se encuentran en la saliva, la orina y en la piel. Los alérgenos no permanecen en el aire tanto tiempo como los de los gatos. Sin embargo, pueden depositarse en el polvo del suelo y en los muebles tapizados.

A diferencia de la alergia a los gatos, la alergia a la caspa de perro puede depender de la raza. Si es alérgico a los gatos, probablemente reaccionará a cualquier raza de gato. Sin embargo, la alergia a la caspa de perro varía de una raza a otra, e incluso de un animal a otro. Algunas razas de perros se consideran perros para alergias, como los caniches, los schnauzers y los goldendoodles. Pierden muy poco pelo y se cree que difunden menos sus alérgenos por esta razón. Sin embargo, también llevan alérgenos en su interior: en un estudio, los investigadores encontraron una cantidad similar de alérgenos en los hogares con "perros alérgicos" que en los demás perros [6].

Es bueno saberlo: Curiosamente, algunos propietarios de perros son alérgicos a los perros de otras personas, mientras que no tienen ninguna reacción a su propio amigo de cuatro patas [2,7].

¿Existen razas de perros y gatos que no causen alergias?

La cría de los llamados animales hipoalergénicos debería hacer posible que los alérgicos a los perros y a los gatos puedan tener un amigo de cuatro patas en casa. Estos animales se crían de tal manera que no sueltan pelo. Sin embargo, esto no reduce la aparición de reacciones alérgicas. Por un lado, los alérgenos sólo pueden eliminarse en una pequeña medida y, por otro, siguen estando presentes en la piel del animal. Incluso los gatos sin pelo provocan alergias porque los alérgenos están presentes en su piel, saliva, orina y heces [6,8,9].

Hunderassen wie der Labradoodle gelten als "Allergikerhunde"

¿Cuáles son las causas de la alergia a los gatos y a los perros?

Hasta ahora, los científicos no han podido aclarar las causas exactas que provocan las alergias a la caspa de las mascotas. La investigación sugiere varias razones posibles [4,10].

Predisposición genética
Los recién nacidos tienen un mayor riesgo de padecer alergias si uno de los padres ya las padece: el riesgo en los niños aumenta hasta un 40%. Sin embargo, los padres no transmiten directamente una alergia a sus hijos, sino sólo una predisposición a la misma: debido a la predisposición genética, el riesgo de desarrollar una alergia en el niño es mayor [10,11].

Contacto con animales durante la infancia
Según un estudio de Estonia, por ejemplo, los niños que crecen en granjas tienen un menor riesgo de padecer alergias. Otro estudio pudo confirmarlo en el caso de la alergia al pelo de animales: los niños que habían estado en contacto con perros a una edad muy temprana tenían un menor riesgo de desarrollar una alergia a los perros [12].

Alergia al gato y al perro: síntomas

Las alergias al pelo de los animales causan problemas en la piel y sobre todo en las vías respiratorias. Ni siquiera los ojos se salvan. Si los alérgenos entran en el ojo, la conjuntiva se enrojece y se inflama. Por regla general, los síntomas duran como máximo hasta el día siguiente [4,8].

 

  • Problemas de piel Problemas respiratorios
  • Resfriados con picor
  • Enrojecimiento Asma
  • Neurodermatitis Tensión en el pecho
  • Urticaria Tos, estornudos constantes

En el peor de los casos, una reacción alérgica puede provocar un shock anafiláctico. Debido a la liberación de histamina, los vasos sanguíneos se dilatan, provocando una fuerte caída de la presión arterial. Este choque alérgico puede provocar desmayos y paros respiratorios [13].

Alergia al gato y al perro: remedios

Si se le ha diagnosticado una alergia al pelo de animales, debe hablar con su médico sobre las opciones de tratamiento. Con el tratamiento adecuado, la alergia al pelo de los animales no es un obstáculo en la vida cotidiana.

¿Cómo se trata la alergia al pelo de las mascotas?

Una vez que se le ha diagnosticado una alergia a los perros o a los gatos, puede reducir los síntomas con medicamentos. La hiposensibilización con un alergólogo puede aliviar significativamente su alergia. Sin embargo, esta terapia no siempre tiene éxito.

Medicamentos

Su médico puede prescribirle medicamentos como aerosoles nasales que contienen antihistamínicos o el ingrediente activo cortisona. Las tabletas que contienen antihistamínicos también están disponibles en las farmacias. Contrarrestan eficazmente los síntomas alérgicos. Estos remedios están diseñados para aliviar las molestias a corto plazo, no son adecuados para las personas que tienen perros o gatos en casa. A largo plazo, estos agentes pueden causar molestias físicas o perder eficacia.

También puede utilizar una solución de agua salada para enjuagar la nariz y así limpiarla de secreciones y permitirle respirar libremente. La acupuntura con un terapeuta experimentado también puede reducir las molestias de la rinitis alérgica [8,14,15].

Atención: Si sufre de alergia al pelo de animal, ¡también debe evitar la ropa, las alfombras y los cepillos cosméticos de pelo de animal [2]!

Hiposensibilización (inmunoterapia específica)

La inmunoterapia específica está pensada para ayudar a los amantes de las mascotas a no renunciar a ellas. Durante este tratamiento, el alérgeno debe tomarse en cantidades muy pequeñas durante un largo periodo de tiempo. Por lo general, el alérgeno se administra cada pocos meses, ya sea mediante una inyección o en forma de comprimido bajo la lengua. La hiposensibilización se realiza exclusivamente bajo supervisión médica. El objetivo de esta terapia es que el cuerpo se acostumbre al alérgeno y que los síntomas desaparezcan. No se puede predecir claramente si la inmunoterapia tendrá éxito.

Según un estudio, la hiposensibilización se recomienda principalmente a las personas que no tienen animales de compañía y que sólo entran en contacto con los alérgenos fuera del hogar, por ejemplo, los veterinarios [4,16].

¿Mantener una mascota a pesar de la alergia?

Separarse de la mascota es la forma más segura de eliminar los alérgenos del entorno inmediatamente. Sin embargo, también es el más difícil. Si el animal vive con usted en la casa, hay que seguir algunas reglas [8]:

  • asegúrese de que el animal no entre en contacto con los muebles y no permanezca en su dormitorio;
  • evite un contacto demasiado estrecho con el animal;
  • Lávese las manos después de cada contacto para eliminar la caspa;
  • debe cambiar la ropa de cama con regularidad: se recomienda hacerlo cada quince días;
  • Los muebles y los suelos deben limpiarse con una aspiradora y un paño húmedo una vez al día. Una escoba con cerdas de goma es adecuada para las alfombras;
  • ventile de forma regular e intensiva. Un purificador de aire también puede ayudar;
  • no cepille al animal en el interior;
  • lavar al animal una vez a la semana.

Prueba de alergia a perros y gatos

Si los síntomas mencionados anteriormente le resultan familiares, debería comprobar si sufre una alergia al pelo de los animales. El picor de la piel y el goteo nasal no significan necesariamente una alergia al pelo de los animales. Los síntomas son similares a los de otras alergias, como la alergia al polen, a los alimentos o al polvo doméstico.

Del mismo modo, un resfriado no debe ser una preocupación inmediata. La piel de los animales también puede ocultar el polen al que usted es alérgico. Una visita a su médico de cabecera, a un alergólogo o una prueba de alergia al pelo de animales puede ayudarle [9].

¿Cómo hace un médico para detectar una alergia al pelo de animal?

En primer lugar, los médicos aclaran con usted los síntomas y los posibles desencadenantes. Entonces, le hacen un análisis de piel o de sangre para confirmar el diagnóstico.

Además de estos dos métodos, también se puede utilizar la llamada prueba de provocación. Como en el caso de una alergia alimentaria, se considera la forma más concluyente de diagnosticar una alergia[8].

También puede pedir en línea una prueba de alergia al pelo de los animales (una prueba de alergia a los perros o una prueba de alergia a los gatos) para comprobar la sensibilización en casa.

De un vistazo

¿Qué es la alergia al pelo de animal?

En el caso de la alergia al pelo de los animales, como la alergia a los gatos y a los perros, usted no es alérgico al pelo, sino a los alérgenos que se encuentran en la piel y el pelaje del animal.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a los gatos y a los perros?

El picor, la urticaria, la rinitis, los estornudos y la tos son síntomas típicos de una alergia al pelo de las mascotas.

¿Cómo se trata la alergia a los gatos y a los perros?

Los comprimidos y los aerosoles nasales que contienen antihistamínicos o cortisona ayudan en caso de rinitis alérgica. Pero pierden su eficacia con el uso prolongado. El método más eficaz para la alergia a perros y gatos es regalar el animal. Con una higiene interior adecuada, la convivencia puede ser posible para algunas personas.

Bibliografía

[1]        "Anzahl der Haustiere in Deutschland bis 2020", Statista. https://de.statista.com/statistik/daten/studie/156836/umfrage/anzahl-der-haushalte-mit-haustieren-in-deutschland-2010/ (zugegriffen Mai 17, 2021).

[2]        "Tierhaarallergie: DAAB". https://www.daab.de/allergien/tierhaarallergie/ (zugegriffen Juli 07, 2018).

[3]        "Tierhaarallergie: Infos | AOK - Die Gesundheitskasse". https://rh.aok.de/inhalt/tierhaarallergie-9/ (zugegriffen Juli 07, 2018).

[4]        "Tierhaarallergie", ECARF. https://www.ecarf.org/info-portal/allergien/tierhaarallergie/ (zugegriffen Juli 07, 2018).

[5]        Gerald Rimbach, Jennifer Nagursky, Helmut F. Erbersdobler, Lebensmittel-Warenkunde für Einsteiger. Springer-Verlag.

[6]        C. E. Nicholas, G. R. Wegienka, S. L. Havstad, E. M. Zoratti, D. R. Ownby, und C. C. Johnson, „Dog allergen levels in homes with hypoallergenic compared with nonhypoallergenic dogs“, Am. J. Rhinol. Allergy, Bd. 25, Nr. 4, S. 252–256, 2011, doi: 10.2500/ajra.2011.25.3606.

[7]        N. Polovic u. a., „Dog saliva - an important source of dog allergens“, Allergy, Bd. 68, Nr. 5, S. 585–592, 2013, doi: 10.1111/all.12130.

[8]        „Pet Allergy“, ACAAI Public Website. https://acaai.org/allergies/types/pet-allergy (zugegriffen Juli 07, 2018).

[9]        „Pet Allergy | AAAAI“, The American Academy of Allergy, Asthma & Immunology. https://www.aaaai.org/conditions-and-treatments/allergies/pet-allergy (zugegriffen Juli 07, 2018).

[10]      W. Reuter, „Uns geht’s gut - Umwelt- und Gesundheitsschutz im Kinderzimmer“. Verbraucherzentrale NRW e.V., [Online]]. Verfügbar unter: https://www.bmel.de/SharedDocs/Downloads/Verbraucherschutz/vz-nrw-Broschuere-Unsgehtsgut.pdf?__blob=publicationFile.

[11]      „Allergies in Children | Cleveland Clinic Children’s“, Cleveland Clinic. https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/13080-allergies-in-children (zugegriffen Juli 07, 2018).

[12]      H. M. Tun u. a., „Exposure to household furry pets influences the gut microbiota of infants at 3–4 months following various birth scenarios“, Microbiome, Bd. 5, S. 40, Apr. 2017, doi: 10.1186/s40168-017-0254-x.

[13]      „Pschyrembel Online | Anaphylaxie“. https://www.pschyrembel.de/Anaphylaxie/K02B3/doc/ (zugegriffen Mai 23, 2018).

[14]      „Pet allergy - Diagnosis and treatment - Mayo Clinic“. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/pet-allergy/diagnosis-treatment/drc-20352198 (zugegriffen Juli 07, 2018).

[15]      S. Feng u. a., „Acupuncture for the treatment of allergic rhinitis: a systematic review and meta-analysis“, Am. J. Rhinol. Allergy, Bd. 29, Nr. 1, S. 57–62, Feb. 2015, doi: 10.2500/ajra.2015.29.4116.

[16]      E. Alvarez-Cuesta u. a., „Standards for practical allergen-specific immunotherapy“, Allergy, Bd. 61 Suppl 82, S. 1–20, 2006, doi: 10.1111/j.1398-9995.2006.01219_1.x.

[17]      "Censis: hay 32 millones de mascotas en los hogares italianos" https://www.lastampa.it/la-zampa/2019/04/03/news/censis-nelle-case-degli-italiani-ci-sono-32-milioni-di-animali-domestici-1.33692224 (visto el 18.05.2021)

¿Quiere entender mejor su cuerpo?

La medición de sus indicadores de salud le proporcionará una valiosa información sobre el potencial de su cuerpo. Para ello, hemos desarrollado los kits de muestreo y envío cerascreen® para la recogida de muestras por parte del usuario final. Utilícelos rápida y fácilmente desde casa y devuélvalos a nuestro laboratorio especializado de forma gratuita.

Nuestras pruebas de salud

Nos presentamos

Queremos ayudar a nuestros clientes a llevar una vida más sana. Para ello, colaboramos con científicos, médicos y ecotrofólogos para desarrollar pruebas que ayuden a comprender mejor los síntomas del organismo.

Más información

Información gratuita sobre la salud

Suscríbase ahora a nuestro boletín y reciba información sobre las últimas novedades en materia de salud y nutrición. También le aconsejaremos sobre los productos y le mantendremos al día de las promociones de nuestra tienda. Obtenga un descuento de 5€ suscribiéndose a nuestro boletín de noticias.

Afíliese ahora
Contenido